UNA DECISION TEMERARIA

Por WalterGoobar

El anuncio por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de posponer la aplicación de la segunda dósis de la vacuna de AstraZeneca a 10 semanas para los adultos mayores no está avalada por la OMS que afirma taxativamente que no hay evidencia científica sobre el potencial beneficio que enuncia el Gobierno de la Ciudad para defender su plan. La ciudad de Buenos Aires no sólo ha privatizado la vacunación entregando vacunas a un grupo de prepagas y excluyendo a otras de manera arbitraria -como el PAMI-, sino que ahora pretende cubrir el posible faltante que la distribución discrecional va a generar, estrirando el plazo entre la primera y la segunda dósis. El antecedente británico al que recurre CABA como justificacción no está libre de polémica. Todo lo contrario. El método al que recurre CABA es tan peligroso como cuando un médico receta un antibiótico cada 24 horas y el paciente que no lo puede comprar debido a su elevado precio, decide espaciarlo al doble.




Deja un comentario