Resúmen del Panel de Ciencia y Soberanía en Salud

Compartí en tus Redes Sociales

Mesa de ciencia y soberanía en salud

Salvarezza

Vincular la ciencia con la sociedad va más allá de lo económico. El objetivo de un sistema nacional integrado de investigación en salud es el primer paso para aumentar el acceso y para disminuir las desigualdades sociales, producir impacto en el desarrollo económico por innovación y tecnología. Garantizar esas cuestiones implica interacción permanente del Sistema Nacional con cambios tecnológicos, la promoción de prioridades de salud, consumir salud como bien social en el aspecto económico y con los intereses económicos, la formación de recursos humanos para el Sistema Nacional.

Se necesita la mirada de las ciencias sociales para explicar por ejemplo la mortalidad infantil como producto de las condiciones de vida. Este Sistema Nacional existe en algunos países; en Brasil existe un Sistema Nacional desde el 2004 en Argentina existe un sistema dual: conicet, las universidades, los institutos, el Ministerio de ciencia y técnica por un lado y el Ministerio de salud por el otro. Podríamos generar un Sistema Nacional. Antes no se logra un sistema con foco en los problemas reales de salud; el ministerio de ciencia y técnica debía acoplarse al Ministerio de salud, quien definía los problemas prioritarios. Podríamos generar un sistema aprovechando las capacidades desarrolladas en los 12 años. (…)

Dora barrancos

Plano múltiple de investigación en la Argentina en 12 años aparecieron experiencias inéditas como el tema de género: hoy existen aproximadamente 180 programas de investigación relacionados con género y sexualidades disidentes, etcétera (planes doctorales).

Un tema  no resuelto es la interdisciplina en salud. La investigación técnica no redunda en una interdisciplina. La epidemiología en Argentina se reduce a la clásica la tradicional, tiene poca vitamina, no se inserta en discusiones que hicieron por ejemplo los brasileros. La biología si no conversa con la cultura está lista. Se imponen otras relaciones con el conocimiento pero no hay verdadera interdisciplina; se trabaja con hipótesis rivales. La medicina sigue resistente aunque los médicos en consultorio preguntan por la cultura no preguntan por lo biológico.

Existe mala actitud, de violencia, como el tratamiento médico. La anamnesis está mal hecha en relación con la violencia de género. La ciencia tiene que trabajar para la mejora de la dignidad humana no sólo para mejorar los indicadores de enfermedad. Cuando volvamos hay que pensar en una forma de vinculación que implique relacionar la salud con conexión social.

Roxana Ynoub

La reflexión epistemológica puede volcarse a la práctica de la salud. Es posible hablar hoy considerando la hegemonía de las ciencias y la tecnología, de una ciencia emancipadora resistente. La emancipación de la ciencia patriarcal, financiera y de mercado, supone una ciencia superadora, implica recuperar sus objetos de estudio desarrollarse en otros ámbitos no académicos, implica también vincularse con otros ámbitos, implica la investigación fuera de las universidades (esto hoy es riesgoso por el ataque que hay hacia los científicos y las universidades). Un pensamiento epistemológico implica pasar la pelota y pensar sobre nuestras prácticas.

Implica evaluar compromisos, contratos epistemológicos, que priman en nuestros trabajos pero que no los vemos están en nuestra matrix.

La hegemonía del paradigma que podemos llamar positivista, newtoniano, etc., implica ciertos presupuestos, pero podemos pensar presupuestos alternativos!

La versión positiva implica la disociación del sujeto y el objeto de la ciencia (esto se da también en las ciencias sociales son positivistas) => en la salud el paciente es un objeto.

La ontología plana implica que la ciencia positiva concibe la realidad en un mismo plano y el comportamiento de relaciones se comprenden desde un único plano, las poblaciones son sumatoria de individuos, todos juntos e iguales, no hay relación parte-todo, se conciben separadamente, cada entidad no afecta a la otra a no ser en un determinado encuentro, cuando se produce un “choque” pero como resultado se concibe que las personas seguimos siendo las mismas después de ciertas experiencias: relación causa-efecto. La medicina es igual a la ciencia a lo Frankenstein, a-historicidad: no considera el devenir sino la creación por mero agregado.

Presupuesto o criterio de ciencia como que la ciencia trae la verdad genuina: implica la demarcación con otros saberes no científicos (los desprecia).

Alternativas de presupuestos:  1-Concepción didáctica. Supuesto de la complejidad no desde lo plano, emergencia al plano siguiente, niveles analíticos, resignificación eso se conoce cómo concepción orgánica. La realidad se concibe entramada, no es posible afectar una parte sin afectar al todo. El síntoma se relaciona con este concepto => la participación más que la pertenencia. El resultado es lo que se llegó a ser: no me puedo separar de lo que fui. 2- sujeto-objeto: como mutuamente determinados, dos realidades que deben reencontrarse y el sujeto es el resultado de esta realidad, de procesos individuales pero no independientes.

3-La integración de las ciencias con otros saberes: una experiencia que sintetiza estos elementos es por ejemplo la del parto humanizado, que nace también de la lucha de mujeres. Es un ejemplo médico que protagoniza elementos saludables. El parto institucionalizado implica también maltrato, patologizacion de saberes del cuerpo: la posición de la mujer, la no participación de familiares o personas afectivas de las mujeres, la separación del bebé, etc.

No hay que culpar a los profesionales porque son práctica enraizadas pero el parto humanizado en un ejemplo a gran escala de lucha social…

Los médicos suelen hablar de cultura pero en sentido reificado. El pensamiento y las prácticas: un desafío para las ciencias sociales y para la interdisciplina.

Víctor Penchaszadeh

La salud es un fenómeno social. La ciencia y la tecnología: el complejo médico industrial y financiero. La salud mueve mucho capital, es un espacio de acumulación. Hay que ver qué actores son los que participan. Si no los tenemos en cuenta, no entenderemos por qué es tan difícil cambiar ciertas cosas. Por ejemplo la producción pública de medicamentos: las corporaciones medicas tienen mucha relación con el complejo médico industrial y financiero, ahí adentro hay contradicciones también. Se tiende a concentrar cada vez más un control del mercado.

Los seguros son otra pata financiera que explica crecimiento económico de las prepagas en Argentina y otros países y estos avanzan sobre el sistema público de salud del país. La CUS implica terminar de destruir el sistema público al que acude el 40% de los argentinos. El carnet da derecho a algunos servicios pero limita el acceso y el resto de los servicios habrá que pagarlos.

Medicalización y medicamentalizacion, implica medicar todo, también lo que no es enfermedad, implica la deshumanización profunda de la medicina. La pata militar y la pata de los médicos en el complejo médico industrial y financiero. El poder de los medios => control social. Tenemos que tener lo más claro posible. Argentina tiene mucho conocimiento en salud invisibilizado y casi nada de éste abona para la acción. El conocimiento científico tiene que servir para la acción para las políticas públicas. La investigación para la salud es un banco de inversión que no quedará en el país, es un banco de inversión para otros. La vacuna por ejemplo no es buena política, medir salud por el número de vacunas (hay mucha y aún están criticadas) y generan efectos secundarios que se podrían erradicar con un buen tamizaje.




Deja un comentario