Mensaje de Residente de 1er Año de Medicina General en referencia al Congreso

Otra vez estoy sintiendomé una con mi Pacha, porque creo en ella ciegamente, porque soy Pacha cuando estoy dentro mío.

Vine al Congreso Nacional de Medicina General en Mar del Plata, el primero para mí, y uno más de esos lugares que se volvieron casa. Hoy sé que a este encuentro siempre voy a querer volver. Porque pertenezco.
¡Qué intenso es sentir o aprehender, hacer propio ese sentido de pertenencia! Porque todas estas voces son las que alguna vez me hablaban desde adentro. Un lugar de encuentro para lxs generalistas, y “eso”, por ponerle un nombre, somos un poco todxs.
Porque no necesariamente tenés que ser médico para estar acá. Lo importante es eso que nos trae desde adentro porque creemos en un cambio, un apostar a la Salud Pública, Universal y Gratuita, porque algún llamado especial nos hacer querer aliviar a un otrx; desde el lugar que sea.

Estos días aprendí que no puedo ver a un otrx, si no me veo primero a mí misma… “El primer Derecho a la salud es volver a uno mismo, yo me doy estos Derechos”, decía Juan Vautista, un “bicho de otra especie”, como se autorefería… pero sabiendo que llevamos la lucha adelante en un mismo sentido. El sentido del respeto, el de cuestionarnos a nosotros mismxs respecto de las prácticas que realizamos o aquellas que nos hicieron creer que era lo mejor, o lo que es peor aún, la única solución, o alternativa posible de un “tratamiento”…
… pienso en el Derecho de poder elegir, mejor dicho de elegir!! Tal como expresaba el Dr. Jorge Rachid entre historias de rebeldías y utopías : “Soberanía es la capacidad para decidir sobre sí mismo; si estuviéramos auspiciados por laboratorios, no sería posible hablar de esto hoy”… “Seamos soberanos de la salud”, decía el médico generalista de alta montaña Carlos Rodriguez.

Mientras el mar suena de fondo, levanto mi vista, me emociono, y vuelvo…
Creo que si hay un mensaje que debemos llevarnos es defender lo que somos los médicos generalistas. “Salud es lucha; el bienestar está en otro lugar”, palabras inmortales de Floreal Ferrara, citadas por el Dr. Mario Drisun, quién inaugurando el congreso nos decía: “Dónde hay un médico generalista en una sala, seguro hay trabajo en equipo, seguro hay intersectorialidad, seguro hay participación de la comunidad, seguro hay otro vínculo con el paciente”.
Es urgente y necesario volver a la semiología, volver a relacionarnos con el otrx, a mirarnos a los ojos, y juntos buscar la “mejor opción” para enfrentar la problemática. “Hay que poder derrumbar las paredes del consultorio, del CAPS, sino no hay interdisciplinas, no hay escucha, no hay garantía de Derechos” expresaba el Dr. Héctor Daniel Lozza, médico generalista de San Luis, mientras aprendíamos una nueva manera de hacer controles del niño sano.

“Sanos no les servimos”, me resuena… qué grandeza tenemos que tener compañeros y compañeras para hacer este congreso autogestionado, porque no permitimos la medicalización de la vida. Porque no queremos ser cómplices del negocio, de esta industria devastadora que es la industria farmacológica. “Nos fabrican como médicos para que seamos la lapicera, seamos la indicación; para eso nos necesitan y para eso nos forman, así funciona la industria” ; “recuperemos la humanidad que nos llevó a hacernos médicos, volvamos al “hombre”, a la “mujer”, al “ser humano, no a la economía”, gritaba Rachid..e inmediatamente pienso en el Dr. Pierre De Paepe, diciéndonos “El mercado en Salud NO FUNCIONA, se rige por lo que la persona quiere, y no por lo que necesita”, mientras el pecho se me oprimía pensando en lo que se viene.. en esa falsa careta mal llamada Cobertura Universal de Salud, porque no cubre nada ni es universal y no es de salud, sino de enfermedad, plenamente asistencial.
Si aprendemos de a poco el arte del buen vivir, si nos permitimos engordar de “Alegremia”, si apostamos al Biocentrismo, la cultura a favor de la vida. “Sentir que somos vida, dentro de la vida”, decía Julio Monsalvo; bien lo dicen sus ojos, bien lo dice la emoción de encontrarnos en el taller de bioenergética, bien lo dice la necesidad de romper el silencio, de aprender plantas medicinales, de hablar sobre agrotóxicos, de hablar sobre interrupción legal del embarazo, de hablar sobre el cannabis medicinal, de hablar sobre la desaparición de un hermano en Democracia, de tener memoria, de hablar sobre la vulneración de Derecho de Alimentación, de Identidad, de Salud Sexual y Reproductiva, Derecho a un ambiente sano, Derecho a la Accesibilidad a un Sistema que INCLUYA; de mirarnos a los ojos y sabernos compañerxs, de aplaudir el trabajo de nuestras parteras, de escuchar y sentir el relato de lxs nadixs de nuestros hermanos chaqueños, de agradecer una y otra vez elegir pertenecer a esta manada.

Como decía la Dra. María Zúniga “dónde comienza la vida, comienza la Atención Primaria de la Salud”, este encuentro nos dá fuerzas para seguir, llevando adelante cada unx nuestras luchas cotidianas desde nuestros lugares de “trabajo”, de vida.
“Seamos pontífices”, refería el Ingeniero Agrónomo Carlos D’ Angelo, seamos constructores de puentes, de vínculos, de redes, seamos Pacha, y dejémonos fluir como el agua, sentir como el fuego, volar como el aire y resistir como la tierra…para florecer y esparcirnos.




Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas