Palabras que nos trajeron tranquilidad…….

El primer tomógrafo fabricado en el país funcionará en el Hospital de Clínicas.

Jésica Tritten
Mi viejo tiene cáncer. Es un término tabú porque históricamente está ligado a la muerte y todos nos negamos a vincular a nuestros seres amados con la muerte. Mi viejo es remisero; antes de eso, fue colectivero de una empresa vaciadora que se esfumó con todos sus aportes previo a la crisis del 2001. Está fuera de los circuitos, digamos, formales. Cuando nos dieron el diagnóstico, nos asustamos mucho porque estaba “afuera” de todo, sin obra social ni prepaga, y como es muy joven, tampoco está jubilado. Pero cuando leímos en una entrevista las palabras de uno de los mejores Ministros de Salud que tuvo la democracia, Daniel Gollán, nos trajeron tranquilidad. “En la Argentina, desde Ramón Carrillo en adelante, tenemos cobertura universal en salud. Esto quiere decir que todos los ciudadanos tienen acceso al sistema de salud, ya sea a través del hospital público o el primer nivel de atención público, a través de las obras sociales sindicales y provinciales, o, en último término, a través del sistema de prepago. Es decir, toda la población cuenta con la universalidad, claro que podemos y debemos discutir la equidad en el sistema”. Es algo que se sabe pero que es necesario repetir porque el neoliberalismo nos quiere convencer de lo contrario. Desde el inicio hasta este momento del tratamiento en el Hospital de Clínicas, su diagnóstico temprano, su tratamiento preciso y su seguimiento profesional y amoroso por parte de su médica, enfermeras, trabajadoras sociales y administrativas (sí, casi todas son mujeres) hacen que se encuentre sobrellevando y venciendo a esta enfermedad. A ellas, agradecimiento eterno. Son heroínas silenciosas de la vida cotidiana. Hoy, en medio de este panorama desolador para todo lo público, tenemos esta noticia alentadora, que en este contexto personal, me llena de felicidad. Por todo esto, vamos a seguir luchando para que no se lleven puesto a nuestro sistema de salud, que aún con todos sus problemas, es un orgullo mundial. Aguante la Salud Pública. Y aguante mi viejo, Santiago Delfa, un luchador de toda la cancha, claro.
facebook.com/jesica.tritten



Deja un comentario